Como ser un buen líder

Compártelo
Como ser un buen líder

¿Cuáles son las cualidades más importantes de un buen líder? ¿Cómo sabes si estás a la altura de la tarea de un gerente? Estos 7 puntos resumen las principales. 

Un gerente fuerte tiene el talento para hacer que la gente lo siga de buena gana. Toda empresa necesita una personalidad fuerte en todos los niveles de gestión que tenga las cualidades de un buen líder. Pero como director gerente, ¿cómo reconocer si alguien es adecuado para su nuevo puesto como gerente?

1. ¿Tienes una visión?

Un líder con una visión tiene una imagen clara de adónde ir y cómo llegar allí. Pero eso solo no es suficiente. Los lideres necesitan compartir sus ideas con los demás. Jack Welch, ex director ejecutivo de General Electric Co., lo expresó de esta manera: “Los buenos líderes crean una visión, comunican la visión, la persiguen con ambición ardiente y la empujan hasta su realización. “Un líder debe poder comunicar su visión de una manera en la que los clientes y empleados crean. Tiene que encontrar palabras claras y apasionadas y contagiar a la gente con ellas.

2. Actuar en lugar de analizar

Cualquiera que tenga una visión también debe ser capaz de implementarla. Un líder no sufre de "parálisis de análisis" sino que subordina todo a la visión. Como líder, debe ser capaz de inspirar y movilizar a sus compañeros. Ser el motor que impulsa nuevas ideas. Si este motor falla, todo el proyecto se detiene. Esto significa que tienes mucha responsabilidad, pero también puedes hacer mucho. No dejes que eso te desanime. Puede ser una gran experiencia ver cómo tu propia visión motiva a otros a actuar y cómo una pequeña chispa de repente enciende un gran fuego. ¿Diría que siempre empuja y completa las tareas con el tiempo y la energía necesarios? Un buen líder hace todo para para dar el siguiente paso hacia la visión y así dar un buen ejemplo. De esta forma, el líder le muestra a su equipo que el tiempo en el trabajo no tiene que ser servido, sino que siempre existe la posibilidad de lograr algo grande.

3. Integridad y equidad

Una persona íntegra representa los mismos valores en privado y en público. Transmite confianza y deja que tus compañeros de combate no tengan dudas de que tu palabra es cierta. Eso significa: acciones honestas, reacciones predecibles, emociones controladas y falta de rabietas. Un líder con integridad equilibrada es mucho más tangible para los empleados. También es importante ser justo aquí. Equidad significa medir consistentemente a otros con el mismo estándar. Un líder debe escuchar todas las opiniones antes de emitir un juicio. Debe evitar tomar decisiones sin los datos necesarios.

 

4. Los elogios son obligatorios

Sea honesto, ¿le resulta fácil elogiar a los demas por sus logros? Y te describirías como confiado pero humilde? Estos puntos son absolutamente necesarios para establecerse como líder. Qué significa: dar crédito donde se necesita. Esfuércese siempre por difundir el crédito por los logros entre sus empleados lo más ampliamente posible. Por otro lado, un buen gerente asume la responsabilidad profesional por los errores. Esto hace que los empleados se sientan seguros y esta medida también une al equipo. Un buen lema: "Difundir la fama y asumir la culpa." Los líderes modestos también reconocen que no son ni mejores ni peores que el resto del equipo. Estos líderes no son demasiado modestos, sino que tratan de atraer a los demás.

5. Apertura pura

Eso significa escuchar y estar abierto a nuevas ideas, incluso si no se corresponden necesariamente con las formas habituales de pensar. Los buenos líderes son capaces de aceptar, aprovechar y aplicar las ideas de los empleados. La apertura genera respeto mutuo y confianza entre el jefe y los empleados. De esta manera, el equipo siempre recibe ideas frescas. ¿Crees que a Steve Jobs se le ocurrieron todas las ideas para sus productos y campañas? No somos.

6. La creatividad evita el estancamiento

La capacidad de pensar fuera de caja como jefe es cuando se requieren soluciones ingeniosas para un problema. La creatividad permite a los líderes ver cosas que otros no ven. De esta manera, el equipo puede ser dirigido en nuevas direcciones. La pregunta más importante que puede hacer un jefe es: "¿Qué pasaría si...?" Lo peor que puede decir un líder es: "Lo sé, probablemente sea una pregunta estúpida..."

7. Luz de asertividad

Aquí se aplica lo siguiente: asertividad no es sinónimo de agresividad. Más bien, significa la capacidad de expresar claramente lo que se espera para evitar malentendidos. Un líder debe demostrar asertividad para obtener los resultados deseados. También es importante comprender lo que los empleados esperan de su jefe. La autoconfianza reflejada y el autocontrol son enormemente importantes para esto. No debe actuar como un dictador que no transmite nada a sus empleados excepto: órdenes, órdenes, órdenes. Alguien tiene que llamar la atención, sin duda. De lo contrario, falta la estructura que los proyectos necesitan para funcionar. Pero por favor siempre con mucho respeto.

 

¿Y cómo te calificarías ahora? Utilice los puntos enumerados anteriormente para avanzar. O bien, la próxima vez que ocupe un puesto superior , vea si la persona que está sentada frente a usted tiene algunas de estas cualidades. Por supuesto, esto no es evidente de inmediato en una conversación, pero al tener en cuenta los puntos, puede dirigir la conversación en la dirección adecuada.

Si te interesa conocer más acerca de esto, te recomendamos revisar Magíster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos que tenemos aquí en CEUPE, el cual trata de que los alumnos adquieran las competencias de un gerente.

  Conecta con nosotros en nuestro perfil de Linkedinhttps://www.linkedin.com/company/ceupechile

magíster en recursos humanos

Valora este artículo del blog:
Qué son los macronutrientes
Que es CRM
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Domingo, 14 Abril 2024