¿Qué es la comunicación y la acción directiva?

Compártelo

La comunicación desde el punto de vista del análisis funcional de la actividad empresarial, la comunicación no es tanto una condición como un componente, una parte independiente de esta actividad. La comunicación empresarial asegura la eficacia e incluso la posibilidad misma de las acciones gerenciales y, al mismo tiempo, un componente de esta misma actividad, una acción gerencial específica.

La comunicación gerencial es un tipo especial y específico de comunicación. Se diferencia de otros tipos de comunicación en que a través de ella y a través de ella se resuelven tareas de gestión. Por tanto, la comunicación empresarial se define como un tipo especial de comunicación, cuyo fin y resultado es la solución de tareas directivas específicas.


La comunicación empresarial, como cualquier otra, tiene tres caras :

  1. comunicativo (intercambio de información)
  2. perceptivo (percepción del otro en el proceso de comunicación)
  3. interactivo (actividad conjunta o intercambio de acciones en el proceso de comunicación).

En el proceso real de la comunicación, todos ellos se entrelazan y se condicionan mutuamente. "La comunicación gerencial tiene una estructura específica y está, por así decirlo, entretejida en el tejido de cualquier acción gerencial: de 2/3 a 3/4 del tiempo de trabajo, el gerente gasta en varios tipos de comunicación.

La comunicación gerencial adecuadamente organizada es un catalizador para la actividad gerencial. Por el contrario, la falta de habilidades de comunicación gerencial, la falta de cultura comunicativa de un gerente ponen en duda el trabajo exitoso tanto de él como de sus subordinados. Dominar las técnicas, habilidades y destrezas de la comunicación gerencial, desarrollar en uno mismo una cultura comunicativa no es menos importante que dominar las acciones gerenciales. Aquí es importante tener en cuenta que la comunicación, en su forma gerencial, no siempre es gerencial en esencia. Se convierte en administrador solo si se cumplen al menos dos condiciones:

  1. a través de ella se resuelven tareas de gestión;
  2. sus participantes reciben oportunidades para la autorrealización, la superación personal y el éxito.

Solo cuando se cumplan estas dos condiciones, la comunicación gerencial será efectiva en esencia. El conocido psicólogo Alejandro Velasco Panasyuk ve la importancia fundamental de la comunicación gerencial en el hecho de que, en el proceso, el subordinado no solo comprende lo que quiere el líder, sino que también acepta internamente la posición del jefe. Panasyuk llama a esta disposición la Primera Ley de la comunicación gerencial.

De hecho, si el subordinado entiende al líder, esto no significa que esté de acuerdo con el requisito del jefe. Por lo tanto, varias violaciones en la ejecución de instrucciones son posibles en casi todos los niveles de comunicación: en el primero, cuando se dan órdenes e instrucciones, en el segundo, cuando se controla la ejecución de la tarea, y en el tercero, cuando la acción realizado por el subordinado es evaluado.

Los conflictos que surgen entre un líder y un subordinado surgen con mayor frecuencia en el proceso de emisión de información administrativa, cuando se ejerce la mayor influencia sobre el subordinado.

Casi cualquier tarea se puede hacer mal, satisfactoriamente, bien o excelentemente. Cuando una persona hace algo sin deseo o contra el deseo, esto no es necesariamente malo, pero tampoco es excelente, ya que hacer algo excelente significa buscar nuevas formas más efectivas de resolver un problema, encender su creatividad, tomar la iniciativa para hazlo mejor Si el subordinado no está de acuerdo con el requisito del líder, entonces hará todo dentro de los límites de los requisitos, para no ser castigado, o, bajo su propio riesgo y riesgo, realizará la tarea como mejor le parezca.

Para establecer el entendimiento mutuo entre un gerente y un subordinado en la etapa de emisión de información administrativa, es importante: la unidad del lenguaje profesional, teniendo en cuenta el nivel de inteligencia, la integridad de la información, la presentación lógica y el enfoque en el problema. La información debe proporcionarse de tal manera que:

  • no contradiría las opiniones del subordinado, las posiciones sobre cualquier tema;
  • mostrar al subordinado su interés en realizar esta tarea de esta manera.

A veces, un subordinado se resiste solo porque no le gusta el líder como persona. En este caso, pasaron de un conflicto comercial a uno emocional. El gerente no despedirá al personal, pero, por regla general, pasa de la persuasión a la coerción, lo que en general también afectará negativamente el resultado del trabajo. Por lo tanto, desde el comienzo mismo de la comunicación con los subordinados, el líder debe tener en cuenta la Segunda Ley de la comunicación gerencial: en igualdad de condiciones, las personas aceptan más fácilmente la posición de la persona con la que experimentan una relación emocionalmente positiva (simpatía, afecto). , amistad o amor), y viceversa, es más difícil aceptar (y muchas veces rechazar) la posición de esa persona,

La tarea del gerente es transferir a los subordinados que están en el lado izquierdo de la escala a la derecha. El líder necesita formar una atracción, despertar simpatía por sí mismo, para lo cual debe:

  1. parecer una buena persona
  2. actuar como una buena persona;
  3. satisfacer las necesidades básicas que surgen en el curso de la comunicación.

Todo con el fin de que la acción directiva sea eficiente y también para proporcionar un clima laboral agradable en comunicación y ambiente.

 

Si quieres ser parte de un equipo espectacular en Ceupe Chile , puedes perfectamente contactarnos Aqui

 

magíster en recursos humanos

 

 

Valora este artículo del blog:
¿Qué es la introducción a la Economía Financiera?
Liderazgo como habilidad directiva
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Viernes, 30 Septiembre 2022