Neurociencia del aprendizaje

Compártelo
Neurociencia del aprendizaje

Los neurocientíficos ahora pueden ayudar a los profesores a comprender mejor los procesos de aprendizaje. Por ejemplo, las imágenes cerebrales han hecho posible obtener una mejor comprensión de los mecanismos de la memoria, y este conocimiento puede ayudar a los profesores a modificar o adaptar su enseñanza para ayudar a los estudiantes a retener mejor el material. Por lo tanto, parece muy importante que los neurocientíficos y los docentes trabajen juntos sobre la base de este conocimiento recién adquirido, para que juntos puedan transponer los conocimientos adquiridos en competencias didácticas y pedagógicas. Esta nueva área de investigación colaborativa, denominada "Neuroeducación" es esencial para el futuro de las escuelas de todo el mundo.

La neurociencia tiene una visión particular del funcionamiento cognitivo y, al igual que los psicólogos, filósofos y sociólogos, puede inspirar a los profesionales de la educación a realizar algunos ajustes pedagógicos. Todas estas áreas contribuirán a las escuelas del futuro. Este nuevo enfoque en el campo de la educación es una cuestión de solidaridad intelectual de todas las disciplinas que han dado a nuestra humanidad su base de existencia.

 La neurociencia y la ciencia de la educación tienen una larga historia juntas. En su trabajo tratan conceptos que están bastante relacionados, estos son la educabilidad cognitiva , la plasticidad cerebral y la epigenética. Hoy, neurociencia y educación trabajan juntas en el área de la plasticidad cerebral, que ya no se cuestiona. En otras palabras, sabemos que el cerebro es maleable, que hacemos nuevas neuronas y que aprendemos a lo largo de nuestra vida. El concepto de plasticidad cerebral ha cambiado muchas ideas sobre el proceso de aprendizaje. Es muy importante para los educadores profesionales porque la plasticidad cerebral ha abierto muchas vías de apoyo o terapia para personas con necesidades específicas.

Parece imposible imaginar el aprendizaje futuro sin la contribución de la neurociencia. Sin embargo, debemos tener cuidado de no correr el riesgo de querer aplicar el conocimiento neurocientífico de forma demasiado simplificada o de ofrecer soluciones “llave en mano” que emplean herramientas no adecuadas para este campo de investigación tan específico y especializado. Este peligro quizás se vea exacerbado por el hecho de que todavía hay muy pocas conexiones entre neurocientíficos y maestros. Esta es una de las razones por las que es muy importante promover la colaboración científica entre las dos partes y romper el modelo tradicional de arriba hacia abajo. En este modelo antiguo, las escuelas querían respuestas que explicaran las dificultades de aprendizaje de los niños, relacionados con la memoria, la concentración, los biorritmos, etc. Naturalmente, los investigadores trataron de dar respuestas, pero a menudo era imposible ubicar las explicaciones dadas en el contexto escolar. Algunos no sabían casi nada de la realidad profesional del otro. Permitir que escuelas y universidades tengan una comprensión común de los procesos de aprendizaje significa conocer las prácticas cotidianas de trabajo de una y otra para esclarecer sus respectivos paradigmas y evaluar los resultados de las actividades realizadas. 

Neurodidáctica

La escuela tiene la tarea de impartir conocimientos a los alumnos de tal manera que también puedan ser aplicados y recuperados. Para adquirir conocimientos, se pueden utilizar diferentes estilos y métodos de aprendizaje, que son implementados activamente por los estudiantes. Repetir vocabulario o relacionarlo con conocimientos que ya se han aprendido pueden ser tales estrategias de aprendizaje. 

La neurodidáctica trata de unir los hallazgos de la didáctica y la neurociencia para diseñar el aprendizaje de la mejor manera posible. El trasfondo de esto es la suposición de que existe una estrecha conexión entre la capacidad de los seres humanos para aprender y la plasticidad del cerebro. El diseño del entorno influye en el proceso de aprendizaje, la nueva información e impresiones activan las células nerviosas de nuestro cerebro y esto crea nuevas vías y conexiones entre las células nerviosas individuales. El cerebro recuerda estos patrones y vías para que puedan activarse más rápidamente cuando sea necesario. Este proceso describe el aprendizaje.

Cuatro principios de la neurodidáctica :

  1. La percepción, el aprendizaje y la acción están íntimamente relacionados. Para aprender significativamente, las características sociales, espaciales, temporales y otras de la acción deben ser estables.
  1. El nuevo contenido de aprendizaje se integra en las redes existentes. Por lo tanto, el proceso de aprendizaje no debe estar orientado al déficit, ya que estas redes neuronales no están suficientemente desarrolladas.
  1. La percepción de una persona es siempre individual y variable. Por lo tanto, las acciones didácticas deben adaptarse al entorno de vida individual de los estudiantes.
  1. El aprendizaje debe estar en red y basado en el contexto para que el nuevo contenido pueda vincularse a las redes existentes.

Para conocer mas sobre nuestro 🎓🥇 Master en Neuropedagogía y Educación (ceupe.cl)

magister en neuropsicología en el ámbito educativo

 

Valora este artículo del blog:
La importancia de un segundo idioma en el mundo la...
¿Cómo distribuir las tareas del personal?
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Viernes, 30 Septiembre 2022