Soluciones para el cambio climático

Compártelo
Soluciones para el cambio climático

Las materias primas renovables son una de las herramientas más importantes en la lucha contra el cambio climático y la explotación de los recursos de nuestro planeta. ¿Es posible hacer crecer un futuro sostenible con esto?

La humanidad consume actualmente un 74 por ciento más de lo que los ecosistemas del planeta pueden regenerar. Además del consumo de recursos, también se incluyen en el cálculo las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2), un gas que daña el clima y que la naturaleza puede compensar en un año.

¿Entonces lo que hay que hacer? Es fácil, ¿no? El enorme consumo de recursos humanos debe reducirse drásticamente. En vista del crecimiento de la población, el aumento de la prosperidad y, por lo tanto, el aumento del consumo incluso en los países más pobres, lamentablemente es una utopía reducir drásticamente el consumo sin la voluntad de cada individuo de prescindir de él. Por esta misma razón, sería al menos parte de una solución reemplazar gradualmente los recursos finitos que se utilizan en todas partes con materias primas renovables. Ofrecen una posibilidad realista de reducir las emisiones de CO2 y el consumo excesivo de combustibles fósiles oponerse a algo. Una reorganización tan radical de la economía, utilizando recursos infinitos, tendría un tremendo impacto en muchos niveles y tendría el poder de generar un cambio muy necesario a escala global.

¿Cómo se relacionan las materias primas renovables y las oportunidades económicas?

Las materias primas renovables son productos que se utilizan en la agricultura o la silviculturas en generan y, a diferencia de los combustibles fósiles como el petróleo o el gas, no se pueden agotar cuando se utilizan adecuadamente. Entonces, en teoría, se pueden cultivar, cosechar y usar una y otra vez, siempre que el consumo no exceda la velocidad a la que se regeneran. Las materias primas metálicas y minerales, como el hierro o los componentes básicos del hormigón, también deberían sustituirse por materias primas renovables siempre que sea posible. Los productos fabricados con materias primas renovables a menudo tienen otra ventaja: a diferencia del plástico "normal", por ejemplo, se descomponen y, por lo tanto, no permanecen ni nadan en la naturaleza ni en el mar durante décadas o incluso siglos. Puedes conocer qué productos son de base biológica, elaborados con materias primas renovables y qué sello medioambiental tienen en esta página

¿Qué cuenta como materia prima renovable?

Las materias primas renovables son sustancias que se utilizan como fuente de energía para:

  • la generación de calor
  • electricidad 
  • combustible 
  • que se utilizan materialmente, por ejemplo, en la fabricación de muebles, medicamentos y prendas de vestir.

Existen enormes áreas de aplicación para el uso de materiales en particular, además de las industrias química y del mueble, por ejemplo, en las industrias del embalaje, automotriz y de la construcción, así como fabricar zapatos, cosméticos, papel higiénico e incluso jabón a partir de materias primas renovables.

Los productos más conocidos elaborados a partir de materias primas renovables para uso energético son el biodiésel y el biogás.

¿Qué tienen que ver las materias primas renovables con el cambio climático?

Incluso las materias primas renovables no son necesariamente neutras para el clima. Porque su cultivo, procesamiento y transporte hasta ahora a menudo han liberado CO2 que proviene de fuentes fósiles. Además, el cultivo intensivo de plantas como el maíz o la colza, que a menudo implica el uso de pesticidas y monocultivos, tiene un impacto negativo en el medio ambiente y el clima. Y no es raro que la maquinaria agrícola de combustible fósil transporte biomasa a largas distancias hasta la planta de biogás adecuada, lo que tampoco es ideal.

No obstante, las materias primas renovables, incluso cuando se utilizan en forma de bioenergía, contribuyen a reducir la emisión de gases nocivos para el clima. Después de todo, cuando se queman, las materias primas renovables solo liberan tanto CO 2 a la atmósfera terrestre como el que absorbieron durante su crecimiento. Es muy diferente con los combustibles fósiles. El dióxido de carbono que se produce cuando se queman se enterró previamente en las profundidades de la tierra en una forma modificada y no habría entrado en la atmósfera sin la intervención humana. Cuando se utiliza como material, la madera, las fibras vegetales y similares pueden unir el dióxido de carbono para muchas décadas. Por ejemplo en forma de casa de madera: El CO2 que los árboles han absorbido y almacenado en forma de carbono durante su vida permanece en la madera de la casa mientras no se queme ni se pudra.

Conoce más sobre nuestro Magíster en Energías Renovables y Proyectos Energéticos 

  Conecta con nosotros en nuestro perfil de Linkedin:  https://www.linkedin.com/in/ceupechile/ 

magíster en energías renovables

Valora este artículo del blog:
Conceptos de nutrición
Energías renovables en Chile
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Lunes, 15 Abril 2024