Masters y MBA online y a distancia

Infección alimentaria: causas más comunes y como prevenirla

Compártelo

Uno de los principales focos de enfermedades presentes en el ser humano son las infecciones alimentarias, es decir, la mayoría de nuestras enfermedades entran por la boca.


Estas se originan por la exposición o contacto de microorganismos como bacterias, virus, parásitos y protozoos con los alimentos que se van a consumir.

Los microorganismos de este tipo, utilizando el alimento como vehículo, entran en nuestro cuerpo, se multiplican, toman el control y ocasionan la infección alimentaria.

Para conocer un poco más sobre el concepto de infección alimentaria, sus causas y como prevenirla sigue leyendo, un información que sin lugar a dudas te será de gran utilidad.

El concepto de infección alimentaria se basa en la enfermedad que se produce en un individuo debido a la ingestión de microorganismos vivos que han tenido contacto con los alimentos.

La infección alimentaria ocasiona efectos perjudiciales para la salud del ser humano. De acuerdo al agente de origen, cuenta con características particulares que las diferencian, siendo algunas más fuertes que otras.

Los agentes causantes de una infección alimentaria son bacterias, virus, parásitos, protozoos y hongos.

Causas de las infecciones alimentarias

Causas de las infecciones alimentarias

Son diversas las causas que originan una infección alimentaria produciendo efectos nocivos que afectan de forma considerable nuestra salud, rompiendo el equilibrio natural de su funcionamiento.

Entre las principales causas de las infecciones alimentarias se pueden mencionar:

  • La contaminación cruzada: al transferir microorganismos perjudiciales desde una superficie a otra.
  • Alimentos no pasteurizados: consumir alimentos que no se sometieron a procesos de pasteurización son ideales para la proliferación de los microorganismos que pueden afectar nuestra salud.
  • Manipulación inapropiada de los alimentos: en los que no se respetan las cadenas de frío, los tiempos de cocción ni las medidas higiénicas al preparar los alimentos.

Síntomas de las infecciones alimentarias

Síntomas de las infecciones alimentarias

Los síntomas de las infecciones alimentarias son muy variados y están relacionados con el microorganismo que haya conseguido entrar y proliferarse en nuestro cuento.

Sin embargo, en una infección alimentaria los síntomas que se presentan con mayor frecuencia en nuestro organismo son:

  • Náuseas
  • Vómitos.
  • Malestar estomacal.
  • Cólicos.

Infecciones alimentarias más comunes

Infecciones alimentarias más comunes

A continuación, haremos un repaso por las infecciones alimentarias que nos pueden afectar en cualquier momento y que, en su mayoría, se presentan con mayor frecuencia.

Salmonelosis

Causada por un bacilo que se transmite de las heces de las personas o animales a otras personas, la salmonelosis es una enfermedad que se desencadena entre 8 y 72 horas después de haber ingerido el alimento contaminado.

Alérgenos Alimentarios: qué son, tipos, iconos y normativa

Entre los síntomas que causa esta infección alimentaria están: fiebre, náuseas, escalofríos, dolo de cabeza, dolor abdominal y diarrea.

Los síntomas de esta infección alimentaria transmitida por bacterias desaparecen luego de 7 días de haber iniciado.

Existen dos tipos de salmonellas responsables de causar infecciones alimentarias en humanos:

  1. Salmonella typhimudium.
  2. Salmonella enteritidis.

Escherichia coli

La infección alimentaria transmitida por bacterias como la Escherichia coli suele aparecer luego de 2 a 3 días de haber consumido el alimento contaminado.

Este tipo de afecciones causa dolores abdominales acompañados de deposiciones líquidas y sanguinolentas.

Esta bacteria está presente en el intestino de los seres humanos y animales, siendo el ganado bovino el principal reservorio.

Por lo general, esta infección alimentaria es transmitida por el consumo de alimentos cárnicos de vacunos poco cocidos.

Staphylococcus aureus

El staphylococcus aureus es una bacteria capaz de afectar, entre otros, el tracto intestinal debido a la ingesta de la enterotoxina estafilocócica.

Esta infección alimentaria genera síntomas como sensación de angustia, náuseas, vómito y dolor abdominal.

Sin embargo, no hay que desestimar este tipo de infección alimentaria que puede llegar a ser severa ocasionando problemas de salud más graves como alteraciones en la presión arterial y arritmia cardíaca.

Listeriosis

La infección alimentaria transmitida por las bacterias listeria monocytogenes es la causante de la gastroenteritis, debido al consumo de alimentos crudos como el queso fresco o procesados como los embutidos.

La listeria monocytogenes es una bacteria resistente en ambientes poco favorables que podemos encontrarla en vegetales crudos, pescados frescos, carnes de aves y hasta en helados.

Puede ocasionar síntomas como rigidez en el cuello, dolor de cabeza, pérdida de equilibrio, confusión e incluso convulsiones.

Esta infección alimentaria es la causante de enfermedades más severas en niños, embarazadas y personas mayores.

Botulismo

La infección alimentaria producida por Clostridium botulinum ocasiona una enfermedad que por acción de una poderosa neurotoxina causa botulismo.

Los casos de botulismo son poco frecuentes, sin embargo si no son tratados a tiempo y de forma adecuada pueden ocasionar pérdidas irreparables.

En esta infección alimentaria síntomas como visión doble, parálisis progresiva del sistema respiratorio, dificultad para hablar y tragar son los más frecuentes.

Ante la presencia de esta infección alimentaria, una de la causa de muerte más común en pacientes con botulismo es la insuficiencia respiratoria.

Campilobacteriosis

La campilobacteriosis es una infección alimentaria causada por el Campylobacter jejuni.

Entre los síntomas de esta infección alimentaria tenemos:

  • Dolor de cabeza.
  • Vómito.

Por lo general, se hacen evidentes de 2 a 5 días luego de haber consumido el alimento contaminado.

Esta infección alimentaria se contagia de persona a persona al entrar en contacto con la materia fecal de la persona infectada.

Clostridium perfringes

El Clostridium perfringes se encuentra en el medio ambiente, en el intestino de los seres humanos, animales salvajes y domésticos.

La infección alimentaria causada por esta bacteria ocurre por el mal mantenimiento de alimentos cocidos, los cuales incrementan los niveles de toxicidad durante el enfriamiento y almacenaje de la comida.

 

Valora este artículo del blog:
¿Cómo mantener una dieta equilibrada?
¿Qué es el Marketing Político?
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Jueves, 19 Mayo 2022