Masters y MBA online y a distancia

Responsabilidad Social Empresarial y ética profesional del gestor de proyecto

Compártelo

La Responsabilidad Social de las Empresas (RSE) debe ser una responsabilidad compartida por todos en la organización, y también por los que colaboran con ella , porque su participación es necesaria para el desarrollo de las actividades de la organización. En una u otra situación se encuentran numerosos profesionales: abogados, economistas, consultores, auditores, contables, expertos informáticos, ingenieros y otros muchos.

 

¿Cuáles son sus responsabilidades en lo que se refiere a la RSE?

1)      Una profesión se fundamenta en un conjunto de conocimientos y capacidades especializados que tienen una dimensión práctica, orientada a la resolución de problemas reales: redactar un contrato, elaborar la contabilidad de una organización, construir un edificio, sanar una enfermedad, redactar el plan estratégico de una empresa, etc.

2)      Esos conocimientos y capacidades están, a su vez, basados en una formación profesional específica. Esto remite a unos estudios y prácticas que se suelen concretar en una titulación profesional o universitaria y, en ocasiones, también en una autorización para el ejercicio de esa profesión, incluyendo la pertenencia a un colegio profesional, la inscripción en un registro, la superación de unas pruebas, etc. Esa formación, lógicamente, se desarrollará a lo largo de la vida del profesional mediante nuevos estudios y la experiencia adquirida.

3)      Todo ello confiere al profesional una notable autonomía y autocontrol sobre el contenido de su trabajo, los métodos y criterios empleados, etc.

4)      En todo caso, el trabajo de un profesional se ordena de manera muy especial a un servicio a la comunidad, concretado en el servicio prestado a sus clientes, pero que lo desborda: por ejemplo, un arquitecto no sólo diseña la vivienda que su cliente le pide, sino que también determina su impacto medioambiental, su presencia en el medio urbano, etc. El profesional no suele tener un mandato explícito de la sociedad, pero, por su formación, capacidades y funciones sociales, tiene ciertos deberes para con ella. Por ejemplo, un auditor no puede actuar como un ciudadano más ante problemas de fraude fiscal o de corrupción.

5)      Las profesiones suelen estar sometidas, en mayor o menor medida, a la autorregulación y control de una organización profesional que agrupa, voluntaria u obligatoriamente, a sus miembros. El profesional tiene, pues, también deberes respecto de sus colegas, pues sus actuaciones les afectan de alguna manera.

6)      Y, por ello, están sujetas a normas éticas o deontológicas, códigos de conducta, recomendaciones de buenas prácticas, etc., que tratan de concretar, para esos profesionales, los principios éticos que deben orientar sus actuaciones.

 

La combinación de todas esas obligaciones puede ser difícil, en ocasiones, pero ahí es donde debe manifestarse la integridad y la profesionalidad del agente. Y esto tendrá, como es lógico, numerosas implicaciones. Por ejemplo: no debe dar prioridad a los intereses de la empresa cuando esto lleva consigo actuar contra sus deberes éticos como profesional, sea porque esto le llevaría a perjudicar injustamente a otras personas, a no ser objetivo, sincero o íntegro, o a causar un daño a la sociedad.

Conoce nuestro Magister project management (ceupe.cl)

https://ceupe.cl/master-propios/master-universitario-en-project-management.html

 

 

Valora este artículo del blog:
Recursos, estrategias y tendencias de marketing di...
¿Qué son los Sistemas ERP?
Compártelo
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Viernes, 20 Mayo 2022